Barbacoa

¿Cómo preparar una Barbacoa?

Cómo preparar una barbacoa

Preparar una Barbacoa

¡Hola lectores! Hoy vamos a escribir un post dedicado a todos los amantes de las carnes a las brasas, vamos a aprender a cómo preparar una barbacoa. ¡Quédate con nosotros un ratito!

Existen muchos estilos diferentes de preparar una buena parrillada de carne, todos son válidos y elegir uno u otro depende del gusto de cada persona.

Hablamos por ejemplo de métodos como el del asado argentino, el del asado uruguayo, el de la barbacoa americana o muchos otros más.

Pero elijamos hacer la carne como elijamos, lo más importante es seleccionar una buena materia prima.

Toda buena barbacoa siempre empieza en la carnicería, pero, ¿qué hay que tener en cuenta a la hora de comprar los cortes?
Pues la carne debe ser de excelente calidad. Debe estar bien rosada y contar con calidad de grasa la que se debe ver de color blanca y nunca amarilla ya que estaría indicándonos que el corte proviene de un animal viejo.

Por eso lo ideal a la hora de comprar carne es buscar un proveedor en el cual confiemos ciegamente.

Trucos para preparar una barbacoa

Ahora, ya sabemos que el primer paso para preparar una barbacoa y que nuestros invitados queden extasiados lo más importante es la calidad de carne.

A continuación vamos a darte unos trucos para que esas carnes de excelente calidad que ya has elegido puedas cocinarlas en tu barbacoa con un éxito asegurado:

Tiempos de cocción

Cada corte se diferencia entre otras cosas, por su tiempo de cocción. Los cortes más delgados deben asarse a temperatura media por cortos lapsos, y los más gruesos a la misma temperatura pero por un tiempo más prolongado.

La carne se coloca en la parrilla recién cuando el carbón se a convertido en brasas, en caso contrario, puede quemarse por fuera y permanecer el centro crudo. Además, es importante realizar la cocción de forma constante y lenta y asegurarnos de tener fuego suficiente para no quedarnos sin brasas en mitad de cocción. De esta forma, mantendremos los jugos y no quemaremos las fibras de la carne.

Calidad del fuego 

Un buen fuego es un tema crucial. Para conseguirlo dependerá mucho de la calidad de leña o carbón y de los elementos que usemos para encenderlo.
Si aprender más sobre esto, puedes leer este post en el que hablamos sobre cómo hacer y encender el fuego correctamente para nuestras barbacoas.

Leña y carbón utilizados

Es recomendable usar siempre leña, pero debe ser de buena calidad. En caso contrario es preferible mezclar mitad leña y mitad carbón.

Con la leña conseguiremos dar a nuestras carnes un exquisito sabor y con el carbón le daremos la temperatura adecuada a la cocción.

Correcto salado de carnes

Aunque no lo creas, no todo el mundo sabe salar la carne correctamente. Para hacerlo bien, es recomendable salar las piezas de ambos lados y únicamente antes de asar, nunca cuando la carne ya está sobre la parrilla.

Se usa sal fina para las piezas pequeñas y salmuera (mezcla de sal y agua) para piezas grandes.

Otro consejo es no marear la carne. Se pone del lado de los huesos o cuero, si es que lo tuviera, y luego se da vuelta una sola vez.

No “marear” la carne

Es en Argentina donde se conoce popularmente el término “no marear la carne”. Se refiere a no darle la vuelta una y otra vez cuando la tenemos sobre la parrilla.

Para conseguir una textura tierna, este truco consiste en poner la pieza sobre la parrilla del lado de los huesos o cuero (si es que lo tuviera). Una vez que veamos que la carne ha conseguido el punto que estábamos buscando, se le da vuelta una sola vez y se deja cocinar de ese lado hasta que esté lista.
¡No dar vuelta la carne una y otra vez de un lado a otro!

Parrilla siempre limpia

Nunca hay que dejarla sucia. Muchas veces la dejamos sin limpiar de una barbacoa a otra y esa grasa se queda pegada en los hierros de la parrilla, es rancia y tiene un sabor horrible, además de manchar nuestra carne.
Para limpiarla es necesario que la parrilla esté bien caliente. Luego hay que tirarle agua y remover la suciedad con un cepillo de cerda dura a poder ser de cerdas de hierro.

Saborizar con chimichurri

El chimichurri es una salsa infaltable para cualquier argentino. Una costumbre que se ha extendido en todo el mundo entero y que no puede faltar en nuestras barbacoas.
Esparcir un poco se chimichurri sobre las carnes cuando ya están sobre las brasas es una buena idea.

Paciencia

Y para finalizar… paciencia, mucha paciencia.
Hay que saber esperar para darle el punto justo a cada carne. La carne al asador no se apura. Cada corte tiene su tiempo.
Si queremos hacerlo más rápido, es preferible elegir cortes finos como pueden ser el asado de tira, el churrasco, la entraña o el matambre. Estos cortes se cocinan súper rápido y ¡se hacen vuelta y vuelta!

Pero si quieres algo exquisito de verdad hay que optar por una buena picaña, un buen lomo alto, o un centro de cadera… ¡ni hablar de un solomillo o un lomo bajo!, estas ya son palabras mayores pero que requieren de paciencia y saber esperar.

¿Con qué acompañar mis carnes a la barbacoa?

Para acompañar tus carnes recomendamos preparar dos tipos de ensaladas; una light o liviana y otra más contundente.
La ensalada liviana puedes hacerla por ejemplo de hojas verdes frescas y la más más contundente puede contener quesos picantes, pimientos o patatas.

Si lo tuyo no son las ensaladas, otra recomendación son las verduras a la parrilla. Prepáralas con sal y aceite de oliva virgen y envuélvelas en papel aluminio, para cocinarlas luego sobre las brasas.

Por último, recuerda algo importante… tus carnes no deben esperar a que lleguen los comensales. Son los comensales quienes deben aguardar las carnes estén listas.

¡Esperamos que os haya gustado la receta! ¡Hasta la próxima queridos locos por la carne!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *