Barbacoa

¿Cómo hacer fuego para barbacoa?

Barbacoa con fuego

¡Hola lector! Nos alegra que estés aquí y quieras saber cómo hacer un buen fuego para barbacoa.
En este post vamos a hablar sobre cómo conseguir un buen fuego con leña tanto para barbacoa como para parrilla.
Pero primero lo primero y toca hablar sobre la leña…

La leña es sin duda el combustible más antiguo que existe, sin embargo, no ha perdido ni perderá su encanto especial para preparar carnes asadas.

Es importante saber que el fuego con leña debe encenderse sin utilizar ningún tipo de combustible ni  pastillas.
Esto es debido a que los vapores de estos elementos emanan olores y sabores que impregnan nuestra barbacoa y terminan alterando el sabor de los alimentos, incluso pueden llegar a ser peligrosos ya que podrían contaminar nuestra comida.

Entonces ¿qué utilizar para encender el fuego para barbacoa?

Sólo papel o virutas u hojas secas y fósforos…
Tranquilo, que aquí es dónde te explicaremos cómo hacerlo 🙂

Truco para encender el fuego

Vamos a destacar que al utilizar elementos sin combustible muchas veces puede ser difícil lograr nuestra misión. Es por esto que vamos a contarte un truco para ayudar el encendido.

Luego de disponer la leña sobre nuestra barbacoa, vamos a esparcir bolitas de papel o virutas secas y encenderlas con fósforos.
Veremos que el fuego es pequeño y débil y le cuesta mucho trabajo y tiempo llegar a la leña. Es aquí que debemos ayudar a estas débiles llamas aportandoles lo que ellas más necesitan para fortalecerse y es oxígeno.

Encendemos un secador de pelo (también puede ser una pistola de aire caliente) y apuntamos el aire emanado directamente al fuego.
Verás cómo esas llamas se ponen locas de contentas y comienzan a arder con fuerzas entre cada rincón de leña.

Es ahora, cuando las llamas están en toda su salsa, que debemos aprovechar para quemar bien la parrilla y de esta forma limpiarla si es que tiene restos de otro día anterior. Al mismo tiempo estaremos poniéndola en temperatura ideal de cocción.

Tipos de leña para encender el fuego para barbacoa

Existen diferentes tipos de leña que puedes usar para encender el fuego en tu barbacoa.
Aunque hablaremos detenidamente de cada una de ellas, lo primero que debemos de decir es que cualquier leña es buena siempre y cuando este seca.

La leña seca tiene más del doble del calor calorífico de una leña verde. Para que podamos considerarla seca debe haber estado al menos de 8 a 10 meses cortada y partida, amontonada un tiempo a cielo raso, en verano, y después a cubierto y ventilada. La leña seca tiene menos de un 20% de humedad, estando lo ideal alrededor del 15 % .

Por contra, la madera mojada genera mucho humo y pocas llamas.
Dicho esto, podemos entrar de lleno en cada tipo de leña…

Leña de Encina

Es la más utilizada en España, posee un amplio poder calorífico . La encina produce la bellota como fruto y la sabia que circula por su madera ofrece aromas espectaculares a las carnes asadas durante su combustión.

Leña de Roble

Posee características muy similares a la leña de encina, y también brinda aromas y sabores especiales a las carnes con un poder calorífico amplio de 4610 Kcal. aproximadamente. La madera de Roble debe ser preparada con dos años a la intemperie para que se lave con la lluvia y pierda los taninos, tras los dos años se deberá proteger bajo abrigo.

Leña de Olivo

Con un poder calorífico de entre los mas altos unos 4678Kcal., en carnes asadas brinda aromas especiales.

Carbón vegetal

Este se obtiene mediante la carbonización de la madera, los asados o barbacoas con carbón vegetal encienden más rápido que la leña, se debe esperar hasta que se  cree la brasa que cocinara las carnes. La calidad del carbón vegetal varía según el método con el que se produzca, la dureza de la madera utilizada y las técnicas y conocimientos de la persona que elabore el carbón, por esto debemos elegir el de mas calidad y mezclarlo con un poco de leña para que saborice.

¿Cuál es la mejor madera para encender el fuego?

La madera ideal para utilizar en el asado o barbacoa es la dura y pesada, que no sea demasiado aromática para no alterar el sabor de nuestras exquisitas carnes argentinas.

También es útil la madera de arbustos leñosos, pero hay que tener en cuenta que la duración de la brasa es inferior a la del carbón por lo que habrá que prever y anticipando preparar un fuego más importante en cantidad, para ser usado hasta el final de nuestra barbacoa.

Como decíamos anteriormente, es de suma importancia que la madera esté bien seca y libre de hongos y musgo para que no alteren el sabor de nuestras carnes.

¡Esperamos que os haya gustado este post y haya sido de utilidad para vuestras próximas barbacoas! ¡Hasta la próxima queridos locos por la carne!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *